RECOMENDACIÓN - La Buena Suerte

Autor: Fernando Trías de Bes y Álex Rovira Celma

De qué trata
La Buena Suerte es un libro de narrativa empresarial que relata la historia de dos caballeros en busca de un trébol de cuatro hojas en un bosque encantado. El libro nos quiere hacer reflexionar sobre el significado de la suerte y cómo podemos influir en ella. Antes de empezar con este análisis y reflexión, te recomendaría que te leyeras el libro primero, para de esa forma interiorizar mejor los conceptos y las reglas de la Buena Suerte.


Pero, ¿qué diferencia a la suerte de la Buena Suerte? La suerte a secas es algo sobre lo que apenas influimos, en cambio la Buena Suerte es el resultado de una serie de acciones que nos han llevado a aumentar las posibilidades de un suceso esperado. La suerte se reduce en no hacer nada, mientras que la Buena Suerte se traduce en intentar llevar lo máximo posible las probabilidades de que un suceso se de.

Como dije en entradas anteriores y no me cansaré de repetir:
Los pobres utilizan el azar para conseguir dinero, mientras que los ricos utilizan la estadística.
Ricos/Pobres tanto en economía como en mentalidad, pues, no nos olvidemos que el concepto puede ser extendido a las diferentes áreas de la vida.

Las reglas de la Buena Suerte
1. La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de ti. La Buena Suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre
Se puede ver un claro ejemplo en los compradores de lotería. ¿Por qué decidir apostar en algo que se aleja de tu área de influencia cuando puedes desarrollar estrategias y conceptos clave que te ayudarán a hacer que la estadística esté a tu favor? Muy poca gente decide invertir en bolsa o emprender un proyecto o negocio desde cero, las principal razón son el miedo, pero seamos honestos con nosotros mismos ¿de qué se alimenta el miedo? el miedo se alimenta de la poca confianza que tenemos sobre el método que estamos utilizando, es decir, el método de la Buena Suerte, el método de mover el culo, el método de hacer algo diferente a lo que hace la mayoría... Llámalo como quieras, pero entiende que ese método es un método en el que tú formas parte y por lo que tú vas a tener que luchar.

2. Muchos son los que quieren tener Buena Suerte, pero pocos los que deciden ir a por ella
Si de verdad decides ir a por la Buena Suerte, haz que tu mente subconsciente se entere de verdad, no vale de nada que tú, conscientemente, quieras la Buena Suerte si no luchas por ella. Si te pones miles de obstáculos en tu camino, no pretendas nunca llega a tener buena suerte. Pues, la buena suerte recordemos que es algo que se trabaja, y por lo tanto se tiene que tomar la decisión de mover el culo.

3. Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre. Para que la Buena Suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias
Considero que esta es una de las reglas más importantes y esenciales: Ser consciente del control que tienes sobre la suerte y el entorno. Desarrollar un locus de control interno y ser capaz de influir sobre "la suerte". Muy poca gente en realidad interioriza esta regla y la aplica a sus vidas. La mayoría de la gente espera que la suerte llegue del cielo, cuando en realidad es el resultado de una serie de acciones que ha llevado a una determinada situación.

4. Preparar circunstancias para la Buena Suerte no significa buscar sólo el propio beneficio. Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la Buena Suerte
Hay muchas formas de hacer que tanto tú, como la otra/s persona/s, salgáis beneficiadas. Por ejemplo, hacer una colaboración con una empresa, de tal forma que ambas empresas se vean impulsadas a un mayor beneficio mutuo. Hay muchas empresas que no siguen esta clave fundamental y prefieren pensar más en su negocio. Al ayudar a otras personas también podemos obtener beneficio, es por eso que no solo tenemos que pensar en nuestros propios intereses, hay más gente que necesita ayuda.

5. Si «dejas para mañana» la preparación de las circunstancias, la Buena Suerte quizá nunca llegue. Crear circunstancias requiere dar un primer paso,.. ¡Dalo hoy!
Me sorprende la cantidad de personas que dejan para mañana todo. Creo que esto es lo peor que puede hacer cualquier persona cuando pretende hacer sus objetivos. Incluso aunque lo hagas mañana, la mejor opción es hacerlo hoy siempre que puedas. Toma de ejemplo esta entrada que estoy escribiendo, podría haber pospuesto su escritura para mañana, pero es una decisión que no he decidido tomar ya que primero, tengo disponibilidad y por lo tanto puedo escribirla; y segundo, prefiero que las tareas no se me acumulen, ya que eso seguramente me genere un estrés innecesario. Otro ejemplo claro se puede ver en muchos estudiantes, los cuales prefieren estudiar para un examen los días antes de la examinación, cuando podrían haberse preparado mucho antes y no tener que sufrir la presión de concentrarlo todo en el último momento.
Si no persigues hoy la Buena Suerte, no esperes a encontrarla mañana.
6. Aun bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la Buena Suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias..., pero ¡imprescindibles!
A veces dejamos de lado aspectos aparentemente insignificantes, pero bastante importantes e imprescindibles, es por eso que tenemos que ser muy minuciosos y detallados con lo que hacemos. A veces la Buena Suerte no se dará, es por eso que tenemos que analizar constantemente y pensar si hay algo más que podamos hacer que esté dentro de nuestra área de influencia que aumente las posibilidades para atraer la Buena Suerte.

7. A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo. A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa
Es por eso que debes entender que el azar muchas veces puede formar parte de tu área de influencia, y por lo tanto tú puedes influir en él. La suerte, por así decirlo, tiene una fórmula matemática. ¿Y si te dijera que tú puedes formar parte de dicha fórmula matemática?

Suerte = Circunstancias * Tú

8. Nadie puede vender suerte. La Buena Suerte no se vende. Desconfía de los vendedores de suerte
Volveré a repetirme un millón de veces y no me cansaré: El ejemplo más visto es el de la lotería. Desconfía de la suerte y de la gente que pretende vendértela, y empieza a confiar más en la gente que quiere ayudarte a desarrollar esa mentalidad que hará que las posibilidades de atraer la Buena Suerte aumenten.

9. Cuando ya hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones. Para que la Buena Suerte llegue, confía
Sólo queda ser persistente, seguir creyendo en que puedes alcanzar la Buena Suerte. Mucha gente se rinde justo en el último tramo de su camino a alcanzarla. Ser constante y persistente es esencial para alcanzar la Buena Suerte, es por eso que nunca viene mal recordarte de vez en cuando el por qué estás siguiendo este camino y no el que siguen la mayoría de personas:
Porque tú no crees en la suerte, crees en la Buena Suerte.

10. Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad. Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre está ahí!
Siempre hay oportunidades y siempre hay algo que puedas hacer para atraer a la Buena Suerte, es por eso que es imprescindible ser conscientes de que podemos influir sobre el entorno y también sobre la propia suerte.
Nosotros tenemos el control de la suerte, porque no dejamos que la suerte tenga el control de nosotros.
Síntesis: Crear Buena Suerte únicamente consiste en. ¡Crear circunstancias! El nuevo origen de la Buena Suerte dado que crear Buena Suerte es crear circunstancias... La Buena Suerte solamente depende de TI. A partir de hoy, ¡TÚ también puedes crear Buena Suerte!


Reflexión
¿Crees en la suerte? Yo solo creo en la Buena Suerte. Sin duda este libro es uno de los que más recomendaría leer. Cuando terminé el libro acabé completamente eufórico y con ganas de hacer muchas cosas productivas. Este libro me parece una obra maestra. Es un libro muy reflexivo y te hace abrir la mente, un libro necesario que todo el mundo no solo debería de leer, sino también de interiorizar y de aplicar los conceptos a sus vidas. Hay mucha gente hoy en día que se comporta como el caballero Nott, y en lugar de intentar influir sobre la suerte, sigue el camino equivocado y prefiere dejarse llevar por los acontecimientos (no haciendo nada por aumentar las posibilidades de que esa suerte llegue). Sid por el contrario entiende que es capaz de influir sobre el entorno y hacer aumentar las posibilidades de que esa Buena Suerte llegue hacia él.
En lugar de buscar a la suerte, haz que la suerte te busque a ti.

Madirex

Desarrollador de videojuegos y creador de contenido artístico, visual y creativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario